APGCNA

Quiénes somos

Un punto de encuentro para los profesionales de la gestión cultural de Navarra

quienes

La Asociación de Profesionales de la Gestión Cultural de Navarra nace en 1990 e integra gestores culturales que realizan su labor tanto en la administración pública como en el sector privado. En la actualidad, la Asociación Profesionales de la Gestión Cultural de Navarra está compuesta actualmente por 78 profesionales.

Historia

27 años promocionando, defendiendo y gestionando la cultura en Navarra

historiaboton

1990-99
Desde su constitución en Marzo de 1990, ésta es una década de crecimiento donde se establecen comisiones y se sustentan las bases de las relaciones de la asociación con todo tipo de organismos además de que varios de sus miembros acuden a citas de diverso índole en representación de la APCGNA.

2000-10
Durante esta época se intensifica la actividad de la asociación en diferentes foros de encuentro nacionales e internacionales. Se firman por primera vez convenios con el Gobierno de Navarra o con la Dirección General de Cultura. La APCGNA es ya la referencia en su entorno de la gestión cultural y potencia la formación y la difusión de este campo en todos los ámbitos.

2010-15
En los últimos años la APCGNA es uno de los elementos clave a la hora de la organización, gestión y desarrollo de la cultura navarra. Participa en foros diversos, ha sido consultada en el Parlamento y muchos ayuntamientos y ofrece numerosas actividades de formación. También es punto de encuentro a nivel nacional por la acogida en Navarra de eventos tan importantes como la II Conferencia de la Cultura (2015).

Objetivos

Representar, defender, reconocer y promocionar la figura del gestor cultural

objetivos

1. Delimitar la figura del Profesional de la Gestión Cultural, sus funciones, derechos y deberes y clarificar las situaciones profesionales.

2. Representar, defender y promocionar los intereses profesionales, sociales, económicos y culturales de sus asociados ante la administración y ante otras instituciones.

3. Destacar ante la sociedad la importancia del derecho de acceso a la cultura de todos los ciudadanos y de unas políticas culturales que lo garanticen, así como la necesidad de unos profesionales específicamente formados que aseguren una adecuada ejecución de este mandato constitucional.

4. Propugnar el reconocimiento de la Gestión Cultural como una actividad profesional especializada.